URGENTE: Estas sandalias de goma provocaron grandes lesiones a una niña pequeña ¡¡COMPARTE!!

Desde hace generaciones se han usado las famosas cangrejeras o sandalias de goma para ir a la playa o a la piscina. Con ellas, los niños podían andar por la arena de la playa o el césped de la piscina con los pies protegidos. Sin embargo no es el calzado más recomendable para que lo usen los más pequeños de la casa. Ha habido ya casos de denuncia, pero la más reciente ha sido esta madre que ha compartido por Facebook unas imágenes impactantes de las lesiones que ha sufrido su hija en los pies tras llevar estos zapatos puestos no más de media hora.

imatge-de-lestat-del-peu-de-la-nena-despres-de-portar-les-sandalies-1

No son mejores los zuecos tipo crocs o las hawaianas ‘made in China’ y es que, aunque parezca que están hechas de corcho o plástico, suelen ser fabricadas con resinas y otros productos plásticos reciclados que provienen de recipientes utilizados para almacenar agrotóxicos. Los divertidos colores que llevan y que llaman la atención de los niños además tienen un elevado contenido de plomo.

Hay que tener cuidado no solo con este tipo de calzado, sino también con los famosos zuecos o zapatos fabricados en China. Muchos de ellos están hechos con resinas y restos plásticos reciclados y pueden contener elementos tóxicos y plomo.

Por lo que, si no deseamos que nuestros hijos tengan lesiones como las de Esmé Connor, es fundamental invertir en calzado de calidad y no guiarnos tanto por el impulso del niño o el nuestro al ver unos zapatos originales.  Así nuestros hijos no sufrirán los rigores de esas sandalias tan divertidas como peligrosas que compramos en ocasiones en mercadillos y comercios poco fiables.

Las crocs homologadas, las originales, están confeccionadas con un material llamado croslite que además de cómodo, higiénico y resistente a los malos olores, es muy adherente y antibacterial. Es muy común ver a los profesionales médicos llevarlas por su comodidad y seguridad.

Para evitar que nuestros hijos sufran este tipo de lesiones, es fundamental invertir en un zapato de calidad, aunque tenga un precio más elevado. No hay que dejarse llevar por el impulso de los niños, que suelen querer zapatos de colores llamativos y originales, como los que podemos encontrar en bazares o mercadillos.

Fuente: guiainfantil.com

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *