Tus abuelos sabían vivir sin plástico: un mundo sin él es posible

Cada año ocho millones de toneladas métricas de plástico terminan en el océano. Por ello, ha surgido una idea: copiar a nuestros antepasados, que hasta 1960 vivían sin bolsas, envases, o botellas de plástico. ¿Cómo lo hacían? En el vídeo te mostramos las alternativas para guardar tus compras sin que el plástico forme parte de tu vida.

Hay muchas alternativas a las bolsas o envases de plástico que destruyen nuestros océanos. Varias de ellas son viejas conocidas y puedes crearlas sin salir de casa.

La producción en masa de plásticos comenzó hace solo seis décadas pero ya ha creado 8.300 millones de toneladas métricas. De ellas, 6.300 se han convertido en desechos plásticos, y solo el 9% han sido reciclados.

Casi el 80% se está acumulando en vertederos o deteriorándose en entornos naturales como basura. Antes o después, esos desechos acabarán en el océano: el plástico puede tardar más de 400 años en degradarse.

Según un estudio de Science Advances, ocho millones de toneladas métricas de plástico terminan en el océano cada año. Es el equivalente a cinco bolsas de la compra por cada 30 centímetros de costa en todo el mundo.

Por eso, la UE y muchos gobiernos se están movilizando contra este material. Y por este motivo surgen diversas ideas para reemplazarlo. Algunos sugieren una idea muy sencilla: copiar a nuestros antepasados, que hasta 1960 vivían sin bolsas, envases, o botellas de plástico.

Fuente: www.lasexta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.