Te mostramos cómo puedes identificar y prevenir el cáncer de piel.

Los lunares pueden parecer inofensivos, pero algunos son más peligrosos y no se suelen tener en cuenta.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y uno de los más esenciales en nuestra vida y a pesar de todo esto, rara vez tratamos nuestra piel con el amor, el cuidado y el respeto que se merece.

La piel nos envía señales constantes pero le hacemos caso omiso. Los lunares, las pecas y las manchas de nacimiento puede que no parezcan gran cosa pero pueden llegar a ser melanomas, la forma más peligrosa de cáncer de piel.

De acuerdo con la Skin Cancer Foundation, cada 57 minutos muere una persona de melanoma. Tu probabilidad de desarrollar melanoma es muy grande si has tenido más de cinco quemaduras de sol en tu vida.

Para detectar signos y síntomas de cáncer de piel te proponemos la siguiente técnica.

1- Simetría.

Un lunar benigno normal debe ser muy simétrico. Es decir, si dibujas una línea en él, ambas partes deberían verse casi igual. Los melanomas suelen tener forma irregular por lo que un lunar asimétrico debería ser revisado por un médico.

2- Bordes

Los lunares benignos tienen los bordes suaves. Sus contornos están claramente definidos y con una forma obvia. Un melanoma tiene los bordes difuminados y no tienen una forma definida. Pueden ser cancerígenos y deben ser examinados.

3- Color

Un lunar inofensivo suele tener un color uniforme y consistente. Un melanoma se identifica por la presencia de varios colores y matices. La distribución desigual del color puede ser signo de una mancha cancerosa.

4- Diámetro

Los lunares benignos no suelen ser más grandes que la goma de borrar de un lápiz (6 mm de diámetro). Si tienes un lunar más grande que esto, podría ser un melanoma y debería examinarlo un médico.

5- Evolución

Si has notado que un lunar o mancha ha cambiado de forma, color o tamaño, podría ser una señal de melanoma. Si piensas que has visto un cambio en tu piel, asegúrate de ir a un dermatólogo de inmediato.

Pero, ¿sabes qué puedes hacer para proteger tu piel y prevenir el cáncer?

Comienza aplicándote protector solar todos los días, no solo cuando vas a la playa o a la piscina. Asegúrate que el protector es de al menos 15 SPF y que protege contra los rayos UVA y UVB, ya que ambos son muy perjudiciales para nuestra piel.

Alejate de los solarium que exponen a los usuarios a rayos UVA y UVB. Causan el envejecimiento prematuro y pueden conducir a enfermedades oculares o cáncer.

Examina cada parte de tu cuerpo, no solo los lugares obvios. Aunque suele darse en las zonas expuestas al sol, el melanoma puede aparecer en cualquier lugar; pies, dedos y uñas también deben ser revisados.

Por último, la mejor forma de prevenir el cáncer de piel es acudir anualmente a revisiones con un dermatólogo.

¿Cuidarás mejor tu piel a partir de ahora? Presta atención a todos tus lunares, porque nunca se sabe qué podría ocurrir.

¡No olvides compartir estos consejos con todos tus amigos y familiares!

 

Fuente: rolloid.website

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *