¿Te ha picado un bicho? Guía para identificar si una picadura es peligrosa o no ¡¡COMPARTE!!

En verano las probabilidades de que nos pique un insecto se multiplican. El calor y la humedad hace que los insectos proliferen, nosotros usamos ropa corta y dejamos más piel expuesta a sus picaduras.  En muchas ocasiones confundimos las picaduras de otros insectos con los de los mosquitos y no les damos importancia… sin embargo, es muy importante conocer qué te ha picado para saber cómo tratar cada picadura.

Te presentamos las 8 picaduras más comunes que deberíamos conocer para tratarlas de forma correcta:

1. Picaduras de mosquito:

Estas picaduras tienen una apariencia como de burbujas enrojecidas. Son subcutáneas y su picazón es localizada. Estas no requieren de mayor atención. Lo recomendable es que no te rasques para no hacerte una herida y usar alguna crema específica sobre ellas para evitar la comezón. Si la picadura ocasionara efectos secundarios como dolor en articulaciones, fiebre, inflamación de glándulas u otros, deberás acudir al médico. Pues esto podría significar que el mosquito estaba infectado.

2. Picaduras de pulgas:

Las picaduras de pulgas suelen darse por lo general en grupos de tres o cuatro y se caracterizan por ser pequeños bultos rojos en la piel, que generan una intensa comezón. Las indicaciones que debes seguir son las siguientes: lava muy bien con agua y jabón la picadura. A continuación aplica alguna crema o pomada para reducir la comezón. Evita rascarte pues podrías ocasionar que se infecten las picaduras.

3. Picaduras de chinches:

Las chinches suelen ser un insecto muy traicionero, ya que sus picaduras se manifiestan de manera diferentes según la persona. Es probable que unas personas no noten la presencia de las chinches, mientras que otras pueden ser alérgicas y llegar a sufrir erupciones intensas e incluso dolor. Si resulta que eres alérgico, ten cuidado pues además de lesiones cutáneas, podrías experimentar la formación de ampollas, hinchazón, comezón y dermatitis.

Para tratar con las chinches te recomendamos que cuides mucho tu higiene, ya que ellas la odian. Lava frecuentemente la zona afectada con agua y jabón. Pero si la comezón y aparición de bultos permanece podrías tomar algún antiinflamatorio o antihistamínico. Sin embargo, recuerda que es mejor siempre acudir al médico antes de automedicarte.

4. Picaduras de arañas:

La mayoría de las picaduras de arañas son inofensivas; a excepción de las de la viuda negra o la araña reclusa parda. La forma de la picadura es muy característica, ya que son dos puntitos mejor conocidos como puntos equimóticos.

En caso de que te muerda una araña, te recomendamos lavar con agua y jabón la zona afectada. En seguida, aplica un poco de hielo sobre el área. Recuerda que puedes tomar algún medicamento para aliviar el dolor. En caso de que la hinchazón permanezca, toma un antihistamínico. Sin embargo, acude con el médico para que ellos determinen si es necesario que tomes algún tratamiento médico especial.

5. Picaduras de garrapatas:

Las garrapatas son unos parásitos que viven principalmente en los perros y en otros animales. Su picadura es tan peligroso en las personas que puede ocasionar la transmisión de una serie de enfermedades serias. Las más comunes de ellas son la fiebre hemorrágica Crimea-Congo y la enfermad de Lyme.

Si has sufrido una picadura de una garrapata deberás extraer el aguijón de inmediato utilizando unas pinzas. Sujétala con firmeza y tira suavemente hacia arriba para sacarla de la piel. Una vez que la hayas extraído, lava bien la zona afectada con agua y jabón.

Recuerda que las garrapatas transmiten el virus a las personas después de 48 horas, por  lo que se recomienda actuar de inmediato.

6. Picaduras de hormiga:

Las picaduras de hormigas rojas se dan a través de la inyección de veneno en la piel de las personas. Éste hace que nuestra piel se irrite e inflame, además de que produce picazón. Para evitar estos síntomas te recomendamos aplicar alguna crema con cortisona en la zona afectada. Es probable que las picaduras generen ampollas; evita explotarlas para no infectar más la zona. Si la aparición de ampollas continúa acude al médico.

7. Picadura de escorpión:

Con este tipo de picaduras hay que tomar en cuenta tres factores importantes para conocer su nivel de gravedad: 1. tipo de alacrán, 2. edad de la persona (es más peligroso en lo niños), y 3. cantidad de veneno en el cuerpo. Las indicaciones para tratar estas picaduras son las siguientes: retira raspando con alguna navaja el aguijón del animal en el cuerpo de la persona. Evita utilizar pinzas para sacarlo, ya que si se presiona de más, el saco del veneno podría explotar y el nivel de veneno dentro del cuerpo aumentaría.

Una vez retirado el aguijón, lava bien la zona afectada con agua y jabón. Después aplica durante 10 minutos hielo sobre el área. Deja reposar y vuelve a colocar el hielo. Recuerda que si continúas sintiéndote mal, deberás acudir al médico para recibir la atención necesaria.

8. Picaduras de avispas o abejas:

Estas picaduras suelen ser muy dolorosos debido a que el aguijón del animal se clava en nuestra piel. Lo que suele ser peligroso en este tipo de picaduras es el hecho de que la mayoría de las personas son alérgicas a su veneno. En caso de que seas alérgico, deberás acudir de inmediato al médico.

Lo que debes hacer con una picadura de este tipo es revisar si el aguijón quedó dentro de la piel. En caso de ser así, extráelo con unas pinzas. También puedes untar en la zona vinagre blanco o barro para disminuir la hinchazón.

Fuente: www.porquenosemeocurrio.net

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *