REMEDIOS NATURALES: LISTA DE INFUSIONES CON PLANTAS MEDICINALES ¡COMPÁRTELA!

¿Qué son los remedios naturales?

Los remedios naturales son preparados a base de plantas medicinales con un efecto curativo en el organismo. Antiguamente, cuando no existían los fármacos, los médicos utilizaban estas recetas o remedios naturales. Los principios que contienen las plantas son capaces de actuar sobre diferentes sistemas del organismo, ayudando a mantener o recuperar su salud.

 

18217792_10203363808013302_1546676253_n

Ventajas de los tratamientos naturales

Los remedios con plantas siempre se han utilizado para diferentes afectaciones de salud leves o de poca gravedad, más o menos frecuentes, como el insomnio, diarrea, tos, procesos catarrales o resfriados.

Estos tratamientos naturales presentan ventajas respecto los medicamentos, al tratar con éxito muchas afectaciones de salud, y al ser más respetuosos con el medio interno del organismo.

Además, las plantas, cuando se utilizan correctamente, no presentan efectos adversos graves, como sí pueden tener los medicamentos, al tratarse de sustancias químicas más puras.

Contraindicaciones de los remedios caseros

Cuando se trata de administrar tratamientos naturales, es necesario el consejo de un experto. Por ejemplo, una persona con hipertensión no puede utilizar remedios con regaliz, debido a que esta planta aumenta la tensión arterial. Este tipo de contraindicaciones las encontrarán también dentro del estudio de cada planta.

Se hace necesario el consejo y supervisión de un médico antes de utilizar cualquier remedio natural. Consulte con un facultativo.

Infusiones para el aparato digestivo

Entre las principales plantas medicinales para el aparato digestivo se encuentran hierbas como la manzanilla y la caléndula, con propiedades protectoras de la mucosa gástrica. Cuando las alteraciones son debidas a un estado de nerviosismo, resulta muy adecuada la melisa.

Además, dependiendo de cada afectación, estas plantas suelen acompañarse de otras que complementan su efecto:

Acidez estomacal: Infusión de manzanilla, melisa y semillas de lino molidas ( absorbe la acidez). Con la misma finalidad que el lino también suelen utilizarse otros remedios ricos en fibra soluble, como el fucus, agar agar o la chía molida.

Gastritis: Infusión de manzanilla y regaliz. Cuando existe la bacteria Helicobacter pylori, pueden ser adecuadas las infusiones con jengibre, una planta con efectos para luchar contra esta infección. La cúrcuma también es excelente para cuidar el estómago, en especial en gastritis crónica ( potente antiinflamatorio).

Úlcera de estómago: Infusión de lino molido, caléndula y cúrcuma. La cúrcuma se debe añadir a la infusión sin colar, con un poco de aceite y una pizca de pimienta negra, ya que la grasa y la pimienta favorece su absorción

Indigestión o dispepsia: Infusión de menta, jengibre y limón ( ver receta). Existen otras plantas que ayudan a la digestión, como la ajedrea, y los amargos aperitivos: té de roca y el boldo.<

Falta de jugos gástricos: Infusión de milenrama y/o de menta. En las comidas, se recomienda el agua con limón, la piña (ananás) y el kiwi ( contienen enzimas o ácidos que ayudan a digerir)<

LISTADO DE INFUSIONES CON PLANTAS MEDICINALES

A continuación se propone un listado con las principales infusiones recomendadas para cada afectación.
Se encuentra también un buscador donde encontrar otros remedios más específicos, terapias naturales y dietas para cada tipo de dolencia.

Lámina con diferentes sistemas a los que se pueden aplicar infusiones y otros remedios naturales. Los tratamientos naturales siempre deben ser supervisados por un facultativo experto en la materia.

Plantas para el intestino

Para cuidar los intestinos es necesario dormir el tiempo suficiente, controlar el estrés, y por supuesto, el consumo de una dieta saludable, rica en aquellos alimentos que más favorecen a la salud digestiva, como son: las zanahorias, sopa de algas, patatas, manzana al horno, los plátanos, huevos, las frutas, lechuga, arroz, las semillas, el aceite virgen y el aguacate.

Entre las principales infusiones para el intestino se encuentran:

Gases o flatulencia: Infusión de menta y anís. Se pueden usar otras plantas carminativas de la familia del anís (Umbelíferas), como el comino, el hinojo o la alcaravia.

Estreñimiento: Infusión de manzanilla, romero y llantén. Agua de chía. Dieta para el estreñimiento, rica en verduras crucíferas.

Laxantes: Infusión de Sen, Cassia, ruibarbo, acíbar de áloe, acedera o cáscara sagrada. Solamente en caso de estreñimiento puntual, p.ej. en caso de viajes o cambios de alimentación.
¡¡¡No utilizar como remedio para el estreñimiento habitualmente porque produce dependencia intestinal!!!

Hemorroides: Infusión de manzanilla, llantén y castaño de Indias. Remedio de ciruelas y lino molido. Pudin de chía.

Diarrea: Infusión de harina de algarroba con agua. Satisface y nutre, a la vez que acorta el tiempo de diarrea (ver receta)

Colon irritable: Infusión de menta ( ver receta). Parece que la menta tiene propiedades muy interesantes para ayudar a calmar los intestinos y favorecer su recuperación en caso de colon irritable.

Infusiones para el hígado y la vesícula

Una de las plantas medicinales más interesantes para el hígado es el romero. Esta planta tiene diferentes principios hepatoprotectores, como aceites esenciales y flavonoides, especialmente cuando se encuentra en flor.

Paralelamente, siempre se recomienda acompañar los tratamientos del hígado con la toma de suplementos de cardo mariano, que es una planta muy potente para desintoxicar el hígado ( no son adecuadas infusiones: tienen que ser suplementos ricos en silimarina).

Además, es fundamental para la salud del hígado una dieta de limpieza hepática, la abstinencia total de alcohol, comida chatarra y tóxicos, y el consumo de alimentos ricos en omega 3, como semillas de lino o de chía molidas.

Hígado graso: Infusión de romero, jengibre y cúrcuma. También se puede utilizar fumaria, alcachofera, o extractos de plantas hepatobiliares. La cúrcuma se añade al final, sin filtrar, y con un poco de aceite y una pizca de pimienta negra, para mejorar su absorción.

Cirrosis: Infusión de manzanilla amarga, limón y cúrcuma. La cúrcuma se añade al final, sin filtrar, y con un poco de aceite y una pizca de pimienta negra, para mejorar su absorción.

Piedras (barro) en la vesícula: Infusión de tilo, boldo y diente de león. Pueden utilizarse otros amargos como la genciana o el agracejo. Recomendable el consumo de cúrcuma, y remedio con aceite y limón. ( Ver advertencia)

Infusiones para el metabolismo

Es necesario mencionar que para regular el metabolismo es fundamental digerir y asimilar adecuadamente los alimentos, así como eliminar los tóxicos. Por ello, los remedios anteriores deben ser contemplados cuando aparecen alteraciones del metabolismo ( plantas para el hígado y el sistema digestivo, estómago e intestinos).

En la regulación hormonal también resulta importante la actividad física, el control del estrés y de las horas de sueño. Tomar el sol para obtener vitamina D.

Debido al estado inflamatorio que se produce en alteraciones hormonales, se recomienda el uso de plantas antiinflamatorias, como la cúrcuma, el jengibre, o, en general, cocinar con hierbas aromáticas.

Algunas de las infusiones recomendadas para el tratamiento natural de estas enfermedades, son:

Diabetes: Infusión de diente de león o alcachofera y semillas de lino o de chía molidas. Cocinar con ajo y hierbas aromáticas. Suplementos de cardo mariano y cúrcuma. Aceite de germen de trigo de presión en frío ( rico en vitamina E).

Colesterol: Infusión de romero, milenrama y cola de caballo. Consumir nueces. Suplementos de cardo mariano y/o cúrcuma. Suplementos de magnesio. Aceite de germen de trigo de presión en frío ( rico en vitamina E). Sopa de algas.

Síndrome premenstrual: Infusión de tomillo o de romero. Leche de cúrcuma. Crema de verduras.

Síndrome de ovarios poliquísticos: Infusión de té verde por las mañanas. Semillas de lino o de chía molidas, consumir nueces. Suplementos de cardo mariano y cocinar con cúrcuma.

Infusiones con plantas medicinales para el corazón

Evitar el ambiente obesogénico, cuidar la alimentación, el estrés, la actividad física y evitar tomar tóxicos, tienen un papel fundamental para la salud del corazón, al ayudar a evitar las causas de su enfermedad, y aquellos factores que predisponen a su aparición.

Entre las infusiones que más benefician este órgano, se encuentran aquellas plantas medicinales con propiedades cardiotónicas, y alimentos que contienen principios para fortalecer los vasos sanguíneos:

Hipertensión: Infusión de albahaca y espino blanco. Si hay nerviosismo, se puede utilizar melisa, tila o valeriana. Suplementos de cardo mariano y cúrcuma. Suplementos de antocianidinas o resveratrol. Dieta DASH.

Colesterol en las arterias: Infusión de romero, tila y harpagofito. Consumir ajo o salsa ajoaceite. Consumir nueces. Suplementos de cardo mariano y/o cúrcuma. Suplementos de magnesio. Aceite de germen de trigo de presión en frío ( rico en vitamina E), para aumentar el colesterol bueno. Sopa de algas.

Hipotensión o tensión arterial baja: Infusión de espino blanco y fumaria o regaliz. Infusión de salvia, albahaca, hierba María Luisa o melisa.

Infusiones para el aparato respiratorio

Las infusiones para el aparato respiratorio se componen principalmente de plantas que son expectorantes, antibióticas, mucolíticas, demulcentes de las vías respiratorias y antiinflamatorias.

Cabe mencionar que existen alimentos expectorantes muy útiles en estas afectaciones, como son las ensaladas con nabo crudo, rabanitos, la cebolla, el puerro, los ajos y la pimienta.

Infecciones respiratorias: Infusión de tomillo, jengibre y limón. Infusión de flores de gordolobo y tomillo. Sopa de tomillo. El romero también es un potente antiséptico.

Sinusitis: Infusión de jengibre, anís y boldo. También se puede utilizar eucalipto, menta o clavo de olor.

Tos: Infusiones de tomillo, llantén mayor y lúpulo. En lugar del llantén también sirve la violeta o las flores de malva. Jarabe de cebolla y miel.

Bronquitis: Infusión de romero o tomillo, llantén y flores de malva. Jarabe de abeto blanco.

Infusiones para el cerebro y nervios

Han sido muchos los remedios que se han utilizado tradicionalmente para aumentar la memoria, mejorar la concentración o aliviar situaciones de nerviosismo, estrés, insomnio,etc.

En general, estas plantas tienen propiedades para mejorar el riego sanguíneo en el cerebro y contribuir en alimentar mejor a las neuronas, pero también existen plantas con aceites esenciales estimulantes, o, por el contrario, plantas tranquilizantes.

Pérdida de memoria: Infusiones de ginkgo o de té verde. Suplementos de ginseng. Consumir azafrán. Tomar levadura de cerveza o lecitina de soja.

Estudio y concentración: Infusiones de té rojo o verde. Infusión de jengibre y menta. Tomar jalea real o espirulina.

Depresión leve: Infusión de hierba de San Juan y melisa. Suplementos de ginseng o de jalea real. Consumir maca o cacao puro. Vitaminas complejo B y vitamina C.

Insomnio: Infusión de valeriana, flor de la Pasión, tila o melisa. ( Consejos para el insomnio)

Infusiones para los riñones

Los riñones se encargan de filtrar la sangre y eliminar las sustancias tóxicas del organismo. Para ello trabajan junto con otros órganos, principalmente con el corazón y con el hígado.

No es conveniente beber mucho líquido ( agua, infusiones o caldos), ya que estas prácticas acaban forzando los riñones y resultan perjudiciales.

Cuando existen problemas de corazón, como la hipertensión, los riñones no pueden filtrar adecuadamente la sangre. Por otra parte, si el hígado no desintoxica correctamente, llegarán más tóxicos a los riñones. La diabetes también resulta muy dañina porque destruye las arteriolas renales.

Por todo ello, antes de utilizar remedios para los riñones, que son órganos delicados, se recomienda el consejo de un especialista:

Diuréticos: Infusión de saúco, de gayuba, de diente de león, o bien de cola de caballo ( No combinar diversos diuréticos)

Piedras en los riñones: Infusión de chancapiedras. Agua con limón cuando se trata de piedras de uratos.

Insuficiencia renal: No es conveniente el uso de infusiones, y además, muchas plantas están contraindicadas. Pero no por ello se debe renunciar a tratamientos que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida y la enfermedad renal. Se recomienda la lectura de la página sobre suplementos para la insuficiencia renal ( consultar con el médico).

Infusiones para el dolor, articulaciones y mala circulación

Los siguientes remedios son adecuados para el dolor muscular, esguinces, fracturas, luxaciones y otras afectaciones que pueden ocurrir en las piernas y extremidades, como mala circulación, venas varicosas, o problemas en la rodilla.

Dolor: Infusiones de plantas antiinflamatorias, como el harpagofito, el jengibre o la cúrcuma, que se pueden combinar con menta, tomillo o limón. La cúrcuma se añade al final, sin filtrar, y con un poco de aceite y una pizca de pimienta negra, para mejorar su absorción.

Artrosis o desgaste de rodilla: Infusiones antiinflamatorias, dieta antiinflamatoria, ejercicios de fisioterapia dirigidos para fortalecer la musculatura.

– Mala circulación en las piernas: La infusión de Castaño de Indias, o suplementos de extracto de la planta, son uno de los mejores remedios para las arañas vasculares y varices. También lo es el Ginkgo. Suplementos extracto de antocianidinas para fortalecer los vasos sanguíneos. Comer ajo y cebollas.

Infusiones para situaciones especiales: embarazo y niños

Aunque muchas veces se perciben como sustancias inofensivas, los remedios naturales presentan contraindicaciones. Resultan especialmente vulnerables a sus efectos los niños y las mujeres embarazadas: Plantas y embarazo

Tratamientos naturales peligrosos para niños

 

 

Fuente: http://www.botanical-online.com/remedios.htm

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *