Rellenar una botella de plástico equivale a beber agua del inodoro. Te contamos aquí la razón.

Todos sabemos la importancia que tiene el agua en nuestro organismo. Nuestro cuerpo se compone de un 70% de agua y solemos perder de tres a cuatro litros al día a través del sudor, la orina y la respiración. Es por eso que es muy importante estar constantemente bebiendo agua para mantenernos hidratados. Sin embargo ¿Cuantos de vosotros rellenáis las botellas de plástico una vez usadas? Quizás lo hagáis para reciclar pero es más perjudicial de lo que pensáis.

Rellenar una botella de plástico de agua puede hacerle a nuestro cuerpo más daño que bien. Esto se debe al Biphenol A, más conocido como BPA, un producto químico muy polémico que se utiliza para fabricar plásticos, que puede filtrarse en el agua y hacer que las bacterias peligrosas crezcan rápidamente. Las consecuencias para la salud son muy graves. “Puede tener efectos en todos los sistemas de nuestro cuerpo. Puede afectar a la ovulación y aumentar el riesgo de problemas hormonales,” dijo la doctora Marilyn Glenville.

Aparte de este riesgo, hay otro efecto secundario que preocupa mucho y son las bacterias. En un estudio realizado por Treadmill Reviews, los expertos analizaron las botellas de agua que utilizaron unos atletas durante una semana. Descubrieron que había más de 900.000 unidades formadoras de colonias de bacterias por centímetro cuadrado.

Preocupantemente, tenían más bacterias que la taza de un inodoro. El 60% de estas bacterias podían enfermar a las personas.

Si quieres hidratarte sin causarle daño a tu cuerpo, debes evitar reutilizar las botellas de plástico desechables. Compra una botella de plástico sin BPA, una hecha de vidrio o de acero inoxidable. Beneficiará a tu salud y ayudará al medio ambiente. Recuerda reciclar tu botella si decides desecharla.

Fuente: www.rolloid.org

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *