Mezclando estos dos ingredientes eliminarás el dolor cervical y de huesos de forma rápida y natural

La osteocondrosis cervical se trata de una enfermedad degenerativa que afecta a los discos situados entre las vértebras en la columna. Estas degeneraciones se producen principalmente en las zonas más móviles de la columna vertebral, por lo que la columna cervical debido a irregularidades en la estrucutra de las vertebras a menudo lo sufren en las raíces nerviosas. Esta dolencia aumenta significativamente con la edad, por lo que el dolor va creciendo con el tiempo. Las personas que sufren esto a menudo se quejan de dolores de cabeza, jaquecas e inclusos dolores en los músculos oculares.

A pesar de que la osteocondrosis cervical es difícil de sobrellevar, te aliviará saber que se puede tratar desde casa de forma sencilla y natural con tan solo 2 ingredientes: aceite y sal.

Puedes utilizar cualquier aceite vegetal de tu preferencia: oliva, coco, jojoba, aguacate, etc… Puedes buscar información en Internet a cerca de las propiedades que tiene cada uno y elegir el que más se adecue a tus necesidades. La sal marina puedes utilizarla de grano normal o gordo según tus preferencias.

MODO DE PREPARACIÓN:

  • Busca un recipiente de cristal que sea lo suficientemente grande y que tenga tapa para poder conservar la mezcla sin problemas
  • Añade primero las 10 cucharadas de sal.
  • Después añade 20 del aceite que hayas elegido.
  • Guarda la mezcla con cuidado en un sitio donde no le de el sol. Pasados 5 días los ingredientes se habrán integrado y estarán listos para utilizarse.

Todas las mañanas masajea de forma vigorosa el área dolorosa con la mezcla. Primero masajea de 2 a 3 minutos y cada día agrega de 2 a 3 minutos, llévalo hasta 20 minutos de masaje al final del tratamiento. Cuando termines el masaje, limpia la zona con un paño húmedo y caliente. Este procedimiento puede causar irritación de la piel de baja importancia. Por lo tanto, al finalizar el masaje, puedes aplicar una crema de aloe vera.

Este tratamiento estimula la circulación sanguínea y mejora la regeneración del músculo del tejido de cartílago y del hueso. Después de 8 a 10 procedimientos notarás un cambio radical.
Restaura el flujo sanguíneo en la zona del cuello de la espina dorsal, detiene los dolores de cabeza y mejora la visión. Esto se relacion con el hecho de que el cuerpo se limpia de toxinas y que se normaliza el metabolismo.

¿A que esperas para probarlo? Comparte con todos tus contactos

Fuente: www.curandomenaturalmente.blogspot.com.es

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *