Los diez gestos con los que tu gato te dice te quiero

Tanto si te amasa, al igual que a su cojín favorito, como si se hace una rosca sobre tus piernas muestra su amor por ti

Aunque tengan fama de despegados e independientes también tienen su peculiar manera de demostrar cariño hacia sus dueños, pues quieren más a los humanos de lo que se piensa. A continuación, algunas de las señales con las que ‘todos los gatos dicen I love you’:

1. Frota su cabeza contra ti. Esos pequeños ‘cabezazos’ con los que busca tu mano y la ‘secuestra’ para que le acaricies entre las orejas. Es su manera de comunicarse ya que en la cabeza, los labios y las patas frontales se encuentran una glándulas que liberan feromonas, gracias a las que pueden expresar su estado de ánimo -tanto para decir que te adora y está a gusto como para liberar estrés-, encontrar una posible pareja con la que reproducirse o marcar territorio.

2. Y todo su cuerpo. Cuando viene corriendo con la columna arqueada, la cola erizada y se enreda entre tus piernas, rozándose con insistencia para reclamar tu atención. Si además añade un pequeño maullido, no hay ser humano que no se derrita.

3. Cuando está en medio de su sesión de aseo y belleza y, si estás cerca, te limpia con su lengua de lija. De media se acicalan o atusan casi cuatro horas al día para mantener a raya los parásitos de su piel. Además de para limpiarse, también les ayuda a acabar con nudos, mejorar la circulación y aliviar el estrés. Si cuando está en mitad de su baño, estás próximo a él, ¿cómo no vas a recibir un lametón? Al fin y al cabo, también se preocupa por tu higiene.

4. Se ‘arrepanchinga’ o tumba sobre tu regazo cuando estás viendo tu serie favorita en el sofá. El rey de la casa a veces necesita sus momentos de soledad pero, cuando llega el momento en el que te sientas a ver el capítulo o la peli del día, no son pocas las veces que -con un grácil brinco- decide hacerse una rosca entre tus piernas para adormilarse con el calorcito. Esta misma estrategia es la que también emplea en el dormitorio.

5. Cuando parece un motor revolucionado. Ese ronroneo incesante, a veces sin necesidad de que le estés acariciando. Además de para mostrar su agrado, cuando emiten este sonido también segregan endofinas que les ayudan a calmar el dolor. Pueden producir vibraciones de entre 20 y 140 hercios. Según algunos estudios, el ronroneo es beneficioso para tu salud, pues reduce el estrés y mantiene una adecuada presión arterial.

6. Sus mordisquitos y arañazos. A priori puede sonar a todo lo contrario menos amor, pero si tienes gato sabes perfectamente que se trata de una muestra de cariño y juego. Seguro que tu mismo le ofreces tus dedos para que los mordisquee suavemente, mientras te mira con sus ojillos de fiera diminuta. También es fan de esconderse y darte algún que otro susto.

7. Cuando se queda plantado mirándote tipo ‘esfinge egipcia’. Aunque muchas veces ‘vayan a su bola’, son curiosos por naturaleza. De ahí que no pierda detalle de lo que haces y demande tu atención con un fuerte maullido.

8. Planta sus posaderas en tu rostro. Es otra de sus formas ‘sutiles’ para comunicarse contigo y decirte lo mucho que te quiere, aunque puede que esta sea la más peculiar. Es posible que después se ponga panza arriba dispuesto a recibir mimos.

9. Te da un masajito con sus patitas peludas. ‘Amasa’ tus piernas, tus brazos, tu cara…. como si de un pan se tratase. Sí, eso mismo que ha hecho sobre el cojín cinco minutos antes, también lo hace contigo. Aunque muchos parezcan fisioterapeutas de primera, algunas teorías afirman que es un acto reflejo adquirido durante su etapa de cachorros para expresar su bienestar o confort.

10. Te trae un ‘extraño regalo’. Especialmente si vives en el campo, seguro que alguna vez te ha obsequiado con algún pequeño animal muerto y lo ha dejado orgulloso cerca de tus pies. Aunque no es muy agradable porque te da una pena tremenda el pobre pajarillo, pero debes entender que son cazadores naturales.

Fuente:  www.lavanguardia.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *