Las personas empáticas poseen estas 10 cosas escondidas que casi nadie tiene ¡Son únicos!

Los personas empáticas son capaces de crear conexiones especiales con la gente que los rodea. Un empático puede sentir cuándo se le necesita. Muchas veces a estas personas se las etiqueta como “demasiado sensible o llorones.” Sin embargo, los empáticos son muy especiales y si tienes uno en tu vida, te puedes considerar muy afortunado, pero tienes que saber que este tipo de personas necesitan ser tratados con un cuidado especial.

Primero, expliquemos lo que es la empatía: Es la habilidad de entender los sentimientos de otros. Cuando alguien es empático, significa que tiene un especial y profundo entendimiento y conexión con los sentimientos de la gente que lo rodea. Los empáticos pueden sentir los sentimientos de otros como si fueran los suyos propios. Hay investigaciones que demuestran que el cerebro de un empático está conectado de esa manera. Los científicos han identificado un grupo especializado de células cerebrales que están ligadas a la habilidad de empatizar. Cuando alguien es empático, significa que esas células son especialmente sensibles.

Las personas empáticas deben de tener especial cuidado con algunas personalidades tóxicas como son los sociópatas, psicópatas o narcisistas. Ya que en términos de psicología, esas personalidades tienen los rasgos totalmente opuestos a un empático: no son capaces de sentir empatía de la forma en que lo hace la gente normal.

 

Estas son algunas de las formas en las que puedes detectar a una persona empática:

1. Sensibilidad

Los empáticos puede que intenten ocultar el hecho de que son tan sensibles. Lo hacen en parte para ser vistos como fuente de fortaleza para aquellos que los rodean. Los empáticos no quieren ser una carga, así que esconden sus propias emociones.

2. Habilidad para absorber las emociones

Un empático se puede sentir feliz cuando los que lo rodean son felices, y triste cuando están tristes. Los empáticos están tan conectados emocionalmente a otros que experimentan las emociones de los otros casi como las suyas propias.

3. Introversión

Ya que los empáticos están constantemente en contacto con las emociones de la gente con las que están, pueden evitar el contacto para tomarse un descanso. Pasar tiempo solo significa que el empático puede tomarse un tiempo para descansar y recuperarse de sentirse emocionalmente agotado.

4. Conexión con la Naturaleza

Si conoces a alguien que tenga un profundo deseo de pasar tiempo en la naturaleza, esa persona podría ser un empático. No hay nada como el sentimiento de felicidad y paz que los humanos sienten cuando están en un hermoso lugar al aire libre. Los empáticos sienten esto incluso más fuertemente que la mayoría de la gente. La naturaleza puede ayudar a un empático a recargar las pilas con los sentimientos positivos que consiguen pasando tiempo al aire libre.

5. Habilidad para detectar las mentiras

Los empáticos tienen una habilidad especial para ver a través de los demás. Una de las formas en las que se manifiesta es en su habilidad para detectar las mentiras. Un empático puede detectar fácilmente las mentiras porque es capaz de leer las emociones y las verdaderas intenciones de otra persona.

6. Dan demasiado

Los empáticos gastan mucho tiempo y energía atendiendo las necesidades de los demás. Esto puede dejar al empático con un montón de emociones negativas. Los empáticos sienten una profunda necesidad de ayudar a otros pero, a veces, mientras ayudan a otros, pueden dañarse a sí mismos emocionalmente. Cuando un empático intenta retirarse para recargarse, puede sentirse a veces muy egoístas. Los empáticos necesitan recordar cuidarse aunque no estén acostumbrados a ponerse en primer lugar.

7. Intuición intensificada

Naturalmente, los empáticos están muy conectados con sus sentimientos. Un empático confiará en su instinto para tomar decisiones importantes. Tiene el sentimiento de estar conectado con el universo y es capaz de usar la intuición como guía a diario.

8. Tendencia a estresarse

Ya que los empáticos sienten todas las emociones muy intensamente, puede ser fácil que se sientan agobiados. Además, tener demasiadas tareas a la vez, puede hacer a un empático sentirse inundado. Esto puede ser muy estresante para él.

9. Es fácil aprovecharse de ellos

Una persona manipuladora puede aprovecharse fácilmente de un empático. Esto se debe a que los manipuladores son capaces de detectar a los empáticos y usar sus habilidades empáticas en su contra para conseguir lo que quieren. Un manipulador sabe qué botón presionar en un empático para conseguir sus objetivos. Los empáticos tienen que ser muy cautos cuando tienen la sensación de que están siendo manipulados por alguien.

10. Habilidad de amar profundamente

Como con todas las emociones que experimenta, un empático amará muy profundamente. Este amor se extiende desde su pareja a su familia y a toda la gente presente en su vida. Los empáticos hacen que la gente que hay en su vida se sienta extremadamente amada y cuidada. Los empáticos también tienen un fuerte aprecio por la sociedad en general.

 

Los empáticos son personas muy especiales que necesitan ser apreciados y protegidos. Si tienes a un empático en tu vida, dale el tiempo y espacio emocional que necesite para recargarse. Entiende que no es una persona antisocial cuando se toma un tiempo a solas. Puede ser difícil y agotador ir por la vida siendo empático, pero un empático también tiene un don especial que debe ser tratado con cuidado y respeto.

Fuente: www.vida-universal.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *