La solución a la gran contaminación de plástico en el planeta podría estar donde menos lo esperas: un hongo

pestalotiopsis-microspora

Uno de los principales problemas que enfrenta nuestro planeta hoy en día, es la gran cantidad de contaminación producida por plásticos. Sin embargo, puede que lo estudiantes de la Universidad de Yale nos den un respiro, ya que están trabajando en la reproducción a gran escala de un hongo recientemente encontrado, que es capaz de alimentarse del plástico.

El hongo fue descubierto por un grupo de estudiantes de Yale (los mismos que trabajan en su reproducción) junto al profesor de bioquímica molecular, Scott Strobel, en una  expedición anual que realiza la universidad a las junglas de Ecuador. La misión tenía por objetivo permitirles a los estudiantes “experimentar el proceso científico inquisitivo de una manera comprensiva y creativa”. Así, el grupo de jóvenes recolectó muestras de plantas y microorganismos y llevaron de vuelta a la universidad un hongo con un voraz apetito por el poliuretano.

Este hongo, cuyo nombre científico es Pestalotiopsis microspora, es el primer organismo que se haya encontrado que puede sobrevivir en una dieta estrictamente basada en el poliuterano y lo que es aún más sorprendente, ha sobrevivido en un ambiente anaeróbico o libre de oxígeno, cercano a las condiciones al fondo de un vertedero de basura.

Este increíble descubrimiento fue publicado en la revista Applied and Environmental Microbiology, que además informó que  los investigadores también fueron capaces de aislar la enzima responsable de la descomposición del plástico.

newly-discovered-amazonian-bacteria-is-secret-key-biodegrading-plastic.w654

En un planeta donde la contaminación de plástico se vuelve cada vez más preocupante, este definitivamente podría ser uno de los grandes hallazgos de los últimos años. La contaminación plástica, ejemplificada por la enorme isla flotante de basura del tamaño de Texas que se encuentra en el océano Pacífico, es altamente peligrosa para los ecosistemas alrededor del mundo ya que se descompone de forma muy lenta. De hecho, de acuerdo al Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos, el plástico no se descompone de manera biodegradable.

“Los plásticos no son biodegradables, aunque bajo la influencia de las radiaciones UV solares, pueden degradarse en fragmento de pequeñas partículas denominadas microplásticos”.

Esto representa un desafío del que el ser humano debe hacerse responsable lo antes posible, considerando que gran parte de nuestra basura plástica termina en el océano, donde se degrada en microplásticos tóxicos que terminan afectado la vida marina. Esto no sólo es peligroso para las formas de vida en el océano, sino que también para los humanos, ya que nosotros mismos terminamos consumiendo los productos del mar que contaminamos con nuestra basura.

Todavía no es del todo claro cómo se implementará este hongo en la remediación de los humanos con el medio ambiente, pero uno se puede imaginar islas flotantes de plástico cubiertas de hongos que se comen toda la pila de basura para luego hundirse en el océano. ¿Sería bastante genial no?

Pero por ahora, también es importante que dejemos de depender de los plásticos a base de petróleo, ya que requieren de muchos recursos solo para su producción y la contaminación no se inicia ni termina con la basura. Hay muchas otras opciones sustentables disponibles, que se podrían utilizar en su lugar, como el plástico de cáñamo o basado en otras plantas.

Original

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *