La moda de los «fofisanos»: el michelín es bello

El «fofisano» es el término para calificar al hombre de moda (que es el de siempre): con una saludable barriga. Los músculos ya no triunfan.

El «fofisano» es un concepto adaptado del término anglosajón«dad bod», que traducido quiere decir «cuerpo de papá». En internet creen que lo inventan todo, pero se trata de una estética que existe desde hace décadas reciclada recientemente con nombre nuevo.

leo-fofisano--644x362

Parece que la imagen actual, poco atlética, de Leonardo DiCaprio o Ben Affleck es un invento reciente, pero basta echar la vista a los años 90 para descubrir que muchos de los hombres más deseados del plantena tenían una saludable barriga cervecera

. Aún así, las mujeres les adoraban.

El «fofisano» suele ser un exatleta que se ha olvidado del gimnasio y le ha crecido grasa en los músculos. ¿A quien no le ha ocurrido? «El “fofisano” –como escribió Mackenzie Pearson, la estudiante de la Universidad de Clemson que ha convertido en viral esta imagen desde su pagina web theodysseyonline.com– se caracteriza por hacer ejercicio ocasionalmente, beber alcohol con facilidad los fines de semana y comer ocho pedazos de pizza de una vez».

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con este concepto, o al menos que se quede en estas prácticas. Para la revista «Time», «el problema de los “fofisanos” no es lo que el concepto dice de los hombres, sino de las mujeres». Porque, si bien no es un fenómeno nuevo, sí es un regreso al pasado antes de que llegaran los metrosexuales y los hipsters. El «fofisano» pone de relieve el desequilibro entre hombres y mujeres. Mientras Leonardo se pasea con su tripita feliz y abotargado, le acompañan a su lado modelos de cuerpos esculturales. Ellas cuentan cada caloría y no se bajan de la cama de pilates, mientras que él se atiborra cómodamente tumbado en la playa. Dos ideas muy diferentes.

Las razones por las que Mackenzie Pearson disfruta de su «fofisano» particular son muy personales: «No queremos un tipo que nos haga sentirnos inseguras de nuestro cuerpo. No necesitamos un hombre perfectamente esculpido que nos haga sentir peor». La estudiante acepta que los hombres lo tienen más fácil cuando se trata de la imagen corporal. Que te guste la visión de «tu padre gordo», más allá de los complejos freudianos que evoca, es un verdadero retroceso en la lucha del feminismo, dice «Times». Mackenzy, por su parte, se siente feliz con un hombre dulce y que la abrace.

El equivalente femenino de un «fofisano», como bien explica Brian Moylan en el artículo de «Time», convierte a la mujer en un objeto sexual. Se trata, en su opinión, de un acrónimo creado para adorar una imagen. Un fenómeno con un mantra: «Todos debemos aprender a ser felices con nuestro cuerpo y vivir de forma saludable». Una idea que contradice a las revistas de moda, la industria del fitness y, probablemente, a nuestras parejas que en el fondo desean que te deshagas cuanto antes de los michelines.

Pero aquello de «me encanta agarrar tus flotadores» se ha puesto de moda. Ahora toca aceptar y celebrar el cuerpo sin pensar en el espejo.Olvídense del marcado abdomen de David Beckham, de los bíceps de Scott Eastwood o las piernas de los corredores olímpicos. La perfección está en la grasa, en esos barrigones saludables que abarrotan las playas de EE.UU. Sinceramente, en mis sueños sigo viendo la tableta de Chris Hemsworth y envidiando sanamente a Elsa Pataki. Leo DiCaprio es el icono. Ahora prima lo de «me encanta agarrar tus flotadores», celebrar la grasa.

Fuente: http://www.abc.es/estilo/gente/20150509/abci-contra-fofisanos-michelin-bonito-201505081324.html

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *