La historia del senegalés que viajó en patera, ganó el Gordo

  • Si alguien, en vez de alegrarse por esta noticia, se ha enfadado, tiene un grave problema.
  • Viajó hacinado junto a 40 personas en 2007, estuvo a punto de morir en el mar y finalmente se instaló en Almería. “Agradezco a España haberme salvado la vida”, dice.
  • Compró un décimo en Roquetas de Mar porque su jefe le aconsejó “buscarse la vida”. Ahora, con el dinero, quiere traer a los parientes que siguen en África.PHOTO-9b91725ca5d456bad2d63c60ae70af15-1450798532-53
    Tiene 31 años y llegó a Almería hace ocho, procedente de su Senegal natal. Cuando este mediodía asomó su silueta en el número 19 de la avenida Roquetas de Mar de esa localidad, ya había decenas de periodistas, curiosos y familiares de los loteros de la Administración número 2 celebrando la gran noticia del día (y probablemente de sus vidas) para todos ellos: aquí tocó el Gordo del sorteo extraordinario de Navidad.

    Él apenas atinó a sonreír, tímidamente, con sus ojos penetrantes. Muy pocos advirtieron su presencia, inmersos entre tanta euforia. Pero cuando extrajo del bolsillo de su abrigo una fotocopia del décimo agraciado, acaparó toda la atención.

    La historia de M.C. merece ser contada. Es una más entre las tantas de quienes, a esta hora, se encuentran felices por haberse convertido súbitamente en millonarios. Pero su trasfondo tiene una connotación especial. Dejó a su familia en África, llegó a España en patera junto a su mujer, y después trabajó como jornalero y peón en la construcción.

    “Me han salvado la vida. Iba a morir en el mar”

    Recuerda su viaje como un periplo infernal, pero cargado de esperanza. Ocurrió en 2007. Viajó hacinado junto a otras 40 personas. Hoy agradeció a la gente y al Gobierno español al recordar el atroz episodio. “Me han salvado la vida. Iba a morir en el mar”, dijo, y no pudo continuar hablando por la emoción.

    En los últimos tiempos, fue contratado en los invernaderos de la zona. El último donde estuvo empleado fue en el pueblo de La Mojonera, cercano a Roquetas. Mientras esta manaña era abrazado por una multitud, que le felicitaba porque ya es acreedor de 400.000 euros, solo llegó a balbucear, en un idioma español bastante atravesado: “Estoy muy contento, mi jefe me dijo que había que buscarse la vida. Yo le he hecho caso”, dijo emocionado para explicar el motivo por el cual compró el décimo de la lotería.

    El joven senegalés lo compró en la administración número 2 de Roquetas de Mar junto a su mujer, convencido por un amigo marroquí, quien además es su compañero de trabajo. En Roquetas, el 40% de la población es extranjera. Con él llegó este mediodía a la sede de la lotería, y recibió el saludo cariñoso de José Martín, el propietario del establecimiento, quien había olvidado que a él le había vendido el décimo de la suerte.

    El inmigrante ha asegurado que no ha visto el sorteo por televisión. Y, por ahora, no ha confesado què hará con el dinero. Pero todos están seguros de que su vida ha cambiado para siempre. Él, lejos de sentirse ahora una celebridad, ha admitido que piensa seguir trabajando. “Estoy muy mal económicamente, no tengo ni cinco euros en el bolsillo, y ahora sueño con poder ayudar a su familia, que lo está pasando muy mal”. Su idea es traerla a España en breve.

  • Fuente: http://noticias.lainformacion.com/loteria-de-navidad-2015/la-historia-del-senegales-que-viajo-en-patera-gano-el-gordo-y-ahora-suena-con-traer-a-su-familia_TBNcrELqXPWyUNax5jG4t7/

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *