¿Está llegando el arroz de plástico a tu país? ¡Te enseñamos a identificarlo rápidamente!

A finales del año 2016, se confiscaron en Nigera 2,5 toneladas de arroz falso fabricado a partir de plástico, lo que provocó una alerta en todo el mundo y comenzó a cuestionarse la calidad del arroz en todos los países. Haruna Mamudu, uno de los policías que detectaron la estafa, explicó que la falsificación era muy buena y que a simple vista no se notaba nada extraño. Sin embargo, se dieron cuenta gracias a un extraño aroma que desprendían las bolsas donde estaba almacenado: un aroma químico. Entonces, decidieron cocinarlo, y notaron que se volvía pegajoso y despedía mal olor. Cuando lo enviaron a analizar, encontraron que el plástico era su principal componente.

En ese momento, no se supo si había más arroz falso distribuyéndose por el mundo, ni cuál era su procedencia. Solo se especulaba con que venía de China, y que eso podría ser muy complicado, porque una buena parte del arroz del mundo proviene de allí. Durante mucho tiempo no se supo nada más sobre el tema del arroz falso. Sin embargo, en los últimos días ha vuelto a extenderse la alarma en países latinos.

Varios comerciantes de la Central de Abastos de León (México) explicaron a la policía que sospechaban de un arroz demasiado barato que estaba llegando de China, y que parecía mezclado con residuos plástico. Esto les hizo recordar a aquel arroz incautado en Nigeria en el año 2016 y se preguntaban si se trataría del mismo.

Es por eso que se ha extendido un comunicado a nivel mundial para que todo el mundo pueda analizar desde casa el arroz que está consumiendo y saber si es falso o no:

 

  • A simple vista el arroz falso es muy similar al verdadero, pero es más blanco.
  • El color blanco sigue siendo intenso después de cocinarlo cocina.
  • La textura una vez cocinado es pegajosa.
  • El aroma cuando el arroz está crudo recuerda a “sustancias químicas”.
  • Cuando se cocina, podría despedir aroma inusual, como a quemado.
  • Los cargamentos confiscados el año pasado venían en bolsas de la marca “Arroz mejor tomate”.
  • Algunos expertos advierten que, cuando se compra suelto, la marca no es una garantía, porque los falsificadores podrían rellenar con falso arroz las bolsas de marcas conocidas.

Siempre recuerda que es más seguro consumir productos locales y, cuando es posible, orgánicos; que sepas de dónde provienen o que estén certificados.

Comparte esta información con todos tus contactos. Cuidemos nuestra salud.

Fuente: www.logicaecologica.es

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *