El Congreso rechaza la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones en todo el país

El Congreso de los Diputados ha rechazado tomar en consideración la propuesta de Ciudadanos para eliminar el impuesto de Sucesiones y Donaciones en todo el país y, por lo tanto, ha descartado la supresión de esta figura. La clave en el inicio del trámite de discusión la tenía el PSOE, que en el pasado se había mostrado favorable a modificar esta figura.

Sin embargo, durante la toma de posición, la formación socialista ha afirmado que la propuesta de Ciudadanos es «una trampa», ha señalado que los argumentos expuestos por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, «son falsos», y ha rechazado apoyar la propuesta de C’s. «Votaremos en contra de esta propuesta que consideramos populista y demagógica», ha adelantado la portavoz socialista, Patricia Blanquer. Este rechazo, junto al ya anunciado por Podemos, Compromis, PDeCAT e incluso PNV, hace que el apoyo del PP sea insuficiente para dar comienzo a la discusión.

En su propuesta, Ciudadanos pide eliminar el impuesto en las sucesiones y donaciones que se produzcan en línea recta, esto es, entre abuelos, padres e hijos, y las que tienen lugar entre cónyuges. Para el resto, la formación considera que sí tiene sentido mantener el gravamen. La medida permitiría un ahorro para los contribuyentes de «1.900 millones de euros», cifra que, según explicó Rivera, se podría financiar eliminando duplicidades y acabando con los «chiringuitos políticos».

La eliminación de este impuesto cedido a las Comunidades Autónomas ha sido una de las grandes propuestas fiscales de Ciudadanos, que considera que es una figura «caótica y absurda» y que permite «meter la mano en el bolsillo a los que hereden un piso de padres y abuelos o a los que ayudan a sus hijos a comprar un piso».
Diferencias entre CCAA

Asimismo, el partido siempre destaca que existen numerosas y abultadas diferencias entre las diferentes regiones. «Hay españoles que por lo mismo o no pagan, o pagan un 30%», ha explicado Rivera durante la exposición de su medida, lo que e su opinión refuerza la necesidad de armonizar la situación entre comunidades.

En términos recaudatorios, y según los datos provisionales de la Intervención General del Estado (IGAE) relativos a 2017, el impacto de Sucesiones y Donaciones supera los 2.700 millones de euros. los datos más altos se alcanzaron en los años previos a la crisis, con recaudaciones que rozaron los 3.000 millones. Durante la recesión las cifras cayeron hasta cerca de los 2.000 millones y en los últimos ejercicios se ha experimentado un sensible repunte.

Fuente: https://www.elmundo.es/economia/2018/10/30/5bd86a9d22601d071c8b4596.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.