El Alzheimer tiene “los días contados” con el aceite de coco

Cuando la mayoría de la gente escucha la palabra “demencia“, consecuentemente piensa en la “pérdida de memoria“.

Y es que, por supuesto, la pérdida de memoria es un síntoma importante y devastador de cualquier tipo de demencia, sin embargo, se dan otras muchas deficiencias cognitivas que dificultan la conversación, la resolución de problemas y las tareas cotidianas, tanto a ellos como a sus seres queridos.

Desafortunadamente, la realidad es que muchas formas de demencia aún no son tratables, por lo que la prevención es extremadamente importante, especialmente si la enfermedad de Alzheimer o la demencia son comunes en la familia.

Afortunadamente, los científicos han descubierto los efectos prometedores de un ingrediente natural, lo que indica una mejor prevención y función cognitiva incluso después de su diagnóstico.

El Estudio: triglicéridos de cadena media y enfermedad de Alzheimer

Para un estudio de 2004, 15 pacientes con enfermedad de Alzheimer y 5 personas con deterioro cognitivo amnésico probaron los efectos de tomar 40 ml de triglicéridos de cadena media (MCT) después del ayuno.

Los resultados mostraron que el consumo de MCT condujo a la mejora de la función cognitiva en tan solo 90 minutos.

Además de realizar un mejor desempeño en algunas pruebas de memoria, aquellos que habían consumido MCT también vieron sus niveles de beta-hidroxibutirato aumentados en 7.7 veces. El beta-hidroxibutirato actúa para proteger al cerebro de las toxinas y ayudar a preservar las neuronas.

Afortunadamente, es posible obtener los beneficios del MCT a través de un ingrediente natural familiar.
¿Puede el aceite de coco ayudar a prevenir la demencia?

Cualquier persona que consuma aceites con regularidad debe saber que los triglicéridos de cadena media, como los que se encuentran en el aceite de coco, han demostrado tener un impacto beneficioso en la pérdida de peso a diferencia de otros tipos de aceites.

El aceite de coco contiene aproximadamente un 62% de triglicéridos de cadena media y es una gran fuente natural de MCT. Por otra parte, muchas personas también optan por comprar puro aceite de MCT en algunas tiendas naturistas.

Para replicar los resultados del estudio, alguien diagnosticado con demencia debería consumir aproximadamente 4 cucharadas de aceite de coco todos los días. A primera vista, esto puede parecer inmanejable, pero al cocinar con aceite de coco o agregarlo a ciertos batidos resulta una cantidad completamente realista.

Incluso con una dosificación más pequeña, un adulto saludable puede ver una mejora positiva en su función cognitiva y confiar en que está ayudando a prevenir la demencia.

Si sospechas que tú o alguien de tu familia muestra signos de demencia, consulta a tu médico de inmediato.

Existen ciertas causas de pérdida de memoria que son reversibles, como trastornos del sueño, enfermedades de la tiroides o deficiencias vitamínicas. Habla primero con tu médico para descartar estos problemas de salud subyacentes.

Fuente: rolograma.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *