¡Cuidado si ves estas grietas en una sandía! ¡NO TE LA COMAS! Te contamos aquí porqué ¡COMPARTE!

La sandía es una de las principales frutas del verano. Además de ser deliciosa y refrescante, nos ayuda a mantenernos hidratados y nos proporciona una enorme cantidad de minerales, vitaminas y antioxidantes. Además contiene muy pocas calorías, lo que la hace perfecta para utilizar en dietas y como sustitutivo de otros alimentos dulces que no son saludables para la salud.

fb

Además, sus semillas también son beneficiosas para el organismo ya que contienen “citrulina”, un compuesto con poderosas propiedades antioxidantes. Además estas ayudan a dilatar los vasos sanguíneos y funcionan muy bien para tratar enfermedades como la hipertensión y la aterosclerosis. También funcionan para ayudar a eliminar piedras en los riñones, los parásitos intestinales y funcionan como laxante natural.

Por desgracia no todo es tan bueno. Si cortas la sandía y ves grietas grandes dentro de ella, no debes consumirla. Estas grietas surgen al usar una sustancia química que provoca el crecimiento de la fruta. Este químico que se llama “forclorfenurón” y es un conocido regulador del crecimiento de plantas. Esta sustancia química se aplica a flores y/o frutas en desarrollo durante los primeros meses después de la floración para mejorar su tamaño y fruto. El forclorfenurón es legal, tanto en China como en Estados Unidos, y según la hoja de datos de pesticidas de la EPA, el forclorfenurón no es necesariamente dañino, ni para el medio ambiente, ni para los animales, ni para los seres humanos. Sin embargo no es algo que esté comprobado al 100%.
¿Cómo detectar que una sandía ha sido tratada con forclorfenurón?
  • Aunque se vea grande y frondosa, cuando la comes no tiene demasiado sabor. Esto se debe a que este químico estimula la división celular para potenciar de forma rápida el crecimiento de la fruta. El sabor es un signo de madurez y no de crecimiento, por eso muchas veces las frutas y las verduras no saben a nada.
  • La rajas en el interior de la sandía, son también un signo de que se ha usado este químico para su crecimiento.
  • El color de la pulpa es más blanquecino que rojo.
  • Las semillas son en su mayoría blancas y no negras.

Fuente: saludinteligente.info espanol.mercola.com

 

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *