Científicos de Amsterdam destruyeron tumores de cáncer de mama en 11 días sin quimioterapia ¡BRAVO!

Si un día sale a luz pública un nuevo estudio científico donde demuestran que el uso de nuevos fármacos o esquemas de tratamiento destruye tumores de cáncer de mama, ese es un buen día. Dicho esto, unos científicos europeos pueden haber encontrado un avance para el tratamiento del cáncer de mama.

El cáncer de mama es considerado a nivel mundial como el más común en las mujeres y cada año se diagnostican en todo el mundo un millón de nuevos casos. En estados Unidos se calcula que alrededor de 1 de cada 8 mujeres, desarrollará este tipo de cáncer en alguna etapa en su vida. Se calcula que anualmente fallecen por esta enfermedad 450.000 mujeres, siendo entre el 15 y el 25 por ciento de estas muertes atribuidas a tumores de mama HER2 positivos, particularmente agresivos.

La investigación presentada por el profesor Nigel Bundred en la European Breast Cancer Conference en Amsterdam puede haber encontrado una manera de librarnos de este tipo de cáncer de una vez por todas en un futuro no muy lejano. En estos estudios se reveló que se habían probado la eficacia de un par de fármacos conocidos como Herceptin o Trastuzumab (un anticuerpo monoclonal) y Lapatinib (un inhibidor de señales celulares).

Estos dos fármacos se utilizan comúnmente en el tratamiento del cáncer de mama en la actualidad, pero esta es la primera vez que se han combinado y utilizado antes de realizarle al paciente algún procedimiento quirúrgico y la posterior quimioterapia. En lineas generales, la combinación de estos dos fármacos fue capaz de eliminar algunos tipos de cáncer de mama en tan sólo 11 días.

La investigación financiada por el Cancer Research UK, tenía como objetivo el uso de estos fármacos para combatir una proteína llamada HER2 (receptor del factor de crecimiento epidérmico humano 2), la cual afecta al crecimiento y división de las células cancerosas.
¿Qué sucedió con los tumores en 11 días de tratamiento?

La población de personas seleccionadas para el estudio constó de 257 mujeres con cáncer de mama diagnosticadas con tumores HER2 positivo. En la primera ronda de tratamiento, a 130 de las mujeres les fue asignado alguno de los tres grupos de terapia:

Un primer grupo recibió Herceptin (trastuzumab).
Un segundo grupo recibió Lapatinib.
Un tercer grupo no recibió ningún tratamiento farmacológico antes de la cirugía (el grupo de control).

Los dos grupos de tratamiento, junto al grupo con tratamiento combinado y el grupo control fueron evaluados luego de 11 días después del diagnóstico y antes de la cirugía.

Los resultados encontrados mostraron que 7 de 66 pacientes que recibieron la combinación de Herceptin y Lapatinib no tenían células cancerosas luego de las dos semanas de tratamiento y otras 11 mujeres presentaban tumores dramáticamente reducidos.
¿Usar la quimioterapia podría ser innecesario?

Y llegado a este punto, ¿qué sucedió con las participantes incluidas en los otros grupos de tratamiento? Pues los porcentajes de respuesta patológica y de enfermedad mínima residual, en pacientes que recibieron los tratamientos por separado, mostraron un 0% de rastro de células cancerosas pero solamente el 3% mostró una reducción en el tamaño de los tumores.

Con respecto al grupo control, los resultados obtenidos fueron absolutamente nulos en cuanto a la eliminación de células cancerígenas.
Beneficios de esta terapia combinada

Estudios han logrado demostrar que la adición de Lapatinib al régimen con Herceptin prolonga la supervivencia libre de enfermedad, mientras que mejora o mantiene la calidad de vida a corto plazo de la paciente, sugiriendo un beneficio clínico importante para los pacientes.
Respecto a los efectos adversos observados en las pacientes, se puede decir que estos fueron generalmente bien tolerados en las pacientes de los estudios realizados. Donde solamente entre un 11% y 17% tuvo que suspender la toma una vez iniciado el tratamiento combinado debido a efectos a adversos severos.

En líneas generales, el perfil de efectos adversos observados no difiere al descrito en ficha técnica de los fármacos, pudiendo afirmarse que es una opción generalmente bien tolerada en pacientes con cáncer de mama tumores HER2 positivo, que han progresado tras múltiples líneas de tratamiento.
Contraindicaciones del nuevo tratamiento

Un gran problema al que se enfrenta este nuevo esquema de tratamiento es que la licencia del fármaco Herceptin hace que solo esté disponible para su uso junto con la quimioterapia y no como fármaco de uso exclusivo. Sin embargo, se espera que los resultados de este estudio puedan ayudar a revertir estas políticas.

De hecho, la última actualización realizada el 19/09/17 muestra que hasta la fecha el fármaco Herceptin tiene limitaciones para usarlo, dado a que se dio un permiso reducido para utilizarlo como terapia simple, siempre y cuando ya se haya probado en esquema de quimioterapia o si se está usando como tratamiento para el cáncer de mama temprano o tardío.
Algunas conclusiones prácticas
Un futuro positivo

Dado a que este nuevo esquema de tratamiento involucra la combinación de dos fármacos que actúan directamente sobre los receptores de la proteína HER2, se hace muy probable y prometedor que esta terapia influya positivamente en otros tipos de cáncer que utilicen esta vía de señalización para su proliferación celular descontrolada.
Alternativa a la quimioterapia

Otro aspecto que hace muy interesante a este nuevo esquema de tratamiento tan atractivo es el hecho de que puede eliminar sustancialmente o en su totalidad la necesidad de utilizar la quimioterapia, con todos sus efectos secundarios y las cirugías en algunos casos.
Otra opción para los pacientes con cáncer

Aunque todavía hay mucho trabajo por hacer, este es un paso importante en la lucha contra una de las enfermedades más mortíferas del mundo. Adicionalmente, tal como destaca Judith Bliss, co-autora del estudio, “los resultados muestran cómo en las pacientes en las que se administra la combinación, podemos alcanzar una respuesta patológica en solo 11 días y en ausencia de quimioterapia”.

Por lo tanto, si bien es necesaria la confirmación de este hallazgo, la emoción que supone ver la velocidad con la que desaparecen los tumores hará que se realicen muchos más estudios para confirmar los resultados, por lo que es totalmente posible que la innovación en la cura del cáncer de mama podría suceder antes de lo que pensamos.

Fuente: http://medicinacasera.com/tumores-cancer-de-mama/

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *