Científicamente comprobado: El alcohol te ayuda a hablar mejor idiomas extranjeros

Que con el alcohol nos desinhibimos es un hecho. Cuando llevamos un par de copas hablamos sin vergüenza, con quien nos gusta y hasta en otros idiomas sin reparo. Esto facilita a las personas tímidas o que tienen algún tipo de tabú puedan socializar mejor o expresarse mejor. Aunque también es cierto que a algunos más, aún con moderación, el alcohol les afecta la memoria, el nivel de atención y algunas funciones motoras.

Un grupo de investigadores holandeses y británicos hicieron un experimento para estudiar la relación entre el alcohol y las habilidades lingüísticas, que dio como resultado que las personas hablan mejor y más fluido después de tomar unas copas.

El estudio publicado en el Journal of Psychopharmacology midió el desempeño de 50 alemanes hombres y mujeres estudiantes en la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, donde las clases se dan en holandés. Al iniciar el estudio, todos dijeron que habían bebido alcohol un par de veces para soltarse con el idioma y entenderlo mejor; algunos de estos cincuenta presentaron un examen de holandés y lo aprobaron.

El examen consistió en mantener una conversación fluida e informal durante 2 minutos con un entrevistador de origen holandés. Antes de conversación, a la mitad de la clase se le dio agua para beber, y a la otra mitad bebidas alcohólicas. La cantidad de alcohol se ajustó según el peso de los alumnos, en promedio era una cerveza de medio litro por cada 70 kilos.

Las conversaciones se grabaron y fueron evaluadas posteriormente. El alcohol no tuvo efecto en las autoevaluaciones, pero a la hora de escuchar las grabaciones, resultó que quienes habían bebido alcohol fueron más fluidos con la pronunciación.

La gramática, argumentación y vocabulario no tuvieron grandes variaciones o mejor desempeño, pero la pronunciación sí mejoró.

Habrá más pruebas con otros elementos que determinarán si los efectos fueron biológicos o psicológicos, pues todos sabían lo que estaban bebiendo y está comprobado que las personas que piensan que beben muestran el mismo deterioro corporal que quienes lo hacen de verdad.

Las conclusiones son sesgadas y los investigadores quieren replicar las pruebas en otros idiomas, pero la expectativa es positiva respecto a los efectos del alcohol (placebo o no) en el aprendizaje de otros idiomas. Y hay precedentes, en 1972, se comprobó que pequeñas dosis de alcohol mejoraron la pronunciación de estadounidenses hablando tailandés.

Pero mientras que son peras o son apples, no está de más beber a beer para reducir la ansiedad del language y hablar más fluido en las clases de idiomas, la party o la officeCheers!

Fuente: culturacolectiva.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *