Cáritas rechaza ayudar a una mujer española por no ser inmigrante ¡COMPÁRTELO!

Juani Cela es una separada que vive en Tarragona. Como muchos españoles, está atrapada por los tentáculos de una crisis que ella no ha provocado. Juani está separada, tiene tres hijos menores y no percibe ningún ingreso, según puede demostrar. Nuestra protagonista trabajaba en un supermercado.

17391939_10203162562742296_73556086_n

Como consecuencia de la crisis, el establecimiento cerró sus puertas y ella perdió su puesto de trabajo. La semana pasada el banco le embargó lo poco que tenía por falta de pago; le cortaron el agua, el gas y la luz.
Le ordenaron que abandonara su casa el día 26, junto a sus tres hijos menores. Tras mucho insistir consiguió que le permitieran seguir ocupando su vivienda hasta octubre.
Juani Cela recurrió a la asistencia social en busca de ayuda. Le dijeron que no habia dinero. Decidió entonces acudir a Caritas y al banco de alimentos y los malditos le respondieron que las ayudas eran sólo para los inmigrantes. Desesperada ha escrito una carta al defensor del pueblo y al presidente del gobierno. Como último recurso recurre a los lectores de Alerta Digital dando a conocer su caso.

La situación de Juani Cela es idéntica a la de decenas de miles de pobres españoles que sufren las arbitrariedades de la siniestra Caritas, una organización costeada con fondos españoles y que, sin embargo, centra sus objetivos única y exclusivamente en los extranjeros.
Caritas Melilla, mucho ruido y pocas nueces
Como muestra, el botón de Melilla, donde Caritas alimenta y viste desde hace años a centenares de mahometanos cada día. Pese al buenismo suicida de la ONG en la ciudad norteafricana, los resultados dicen muy poco de la capacidad de sus miembros para rentabilizar la ‘sopa boba’ en favor de la Iglesia: Ni una sóla conversión al cristianismo en todos estos años. Execra tener que contarlo.
La entidad Cáritas Interparroquial atendió el pasado año en Melilla a más de 6.000 personas, la mayoría moros. Los costes fueron asumidos por la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma (PP).
El perfil general de los usuarios de los servicios y programas de Cáritas Interparroquial de Melilla son familias sin recursos económicos, el 68,3 por ciento, y más de la mitad de ellos son inmigrantes que no tienen sus papeles en regla, el 56 por ciento. Así, las principales ayudas que se han concedido durante el 2010 son alimentación, farmacia, ropa y calzado así como el pago de los alquileres. Obviamente “muchos caseros no quieren alquilar sus pisos a personas que no tengan recursos y por eso, este tipo de ayudas que presta Cáritas se han visto incrementadas en el último año”, razonó un responsable de la entidad.
Los responsables de Cáritas Interparroquial en Melilla destacaron algunas de las actividades realizadas durante 2010, contando con un cuerpo de voluntarios de más de 60 personas. Un total de 14 mujeres inmigrantes son atendidas en el programa de Intervención Social con necesitados, en colaboración con Bienestar Social. Dentro del programa de Erradicación de la pobreza se atienden a 80 familias favoreciendo su integración social. Las Colonias Urbanas atendió a 180 niños con un coste cercano a los 40.000 euros. El servicio de ropero en la parroquia de San Francisco Javier atendió el año pasado a 200 personas.
En cuanto a las cifras de la entidad, los ingresos acumulados fueron de algo más de 197.000 euros mientras que los gastos alcanzaron los 210.000 euros. Un déficit de más de 13.000 euros a los que se les sumarán este ejercicio el coste del programa ‘Ciberespacio’, de no encontrar una solución para el segundo semestre.

Fuente:
http://www.alertadigital.com/2011/08/29/caritas-niega-ayudar-a-una-mujer-desahuciada-por-el-banco-y-con-3-hijos-menores-por-no-ser-inmigrante/

Comentarios

Comentarios

¿Nos ayudas con un "Me gusta"?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *