ATENCIÓN: Se dispara el secuestro de niños para tráfico de órganos ¡Comparte por favor!

Miedo en el pueblo de Bollullos tras dos intentos de secuestro de niños en plena calle.Una furgoneta de color blanca da un frenazo en plena calle y se baja una mujer que intenta llevarse a un niño delante de su madre. La Guardia Civil investiga dos intentos frustados de secuestro infantil en Bollullos Par del Condado, un pueblo de Huelva con 15.000 habitantes.

Tanto el alcalde, Rubén Rodríguez (PSOE), como el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, han lanzado un mensaje de “tranquilidad, serenidad y prevención”, pero el temor se ha extendido entre los padres y madres de Bollullos pese a los llamamientos a la calma. Hay “un importante” dispositivo de seguridad desplegado por la localidad, confirmó el propio primer edil. Según las propias implicadas, dos madres paseaban con sus hijos por el pueblo cuando la furgoneta paró para hacer una pregunta, mientras una fémina trataba de arrebatarles a los pequeños.

Tras el forcejeo infructuoso, la mujer huía al vehículo. En el primer caso, tres personas (dos hombres y una mujer) más esperaban en el automóvil, y en el segundo, dos (hombre y mujer), todos ellos -siempre según estas versiones que recogen los medios locales- con rasgos de países del este.

La Guardia Civil ya investiga los hechos, y ya hay una una persona identificada, pese a ello hay temor en la localidad, por lo que el instituto armado “casi triplicado” su presencia y la plantilla de Policía Local está doblando las jornadas.

El ‘abrazo cariñoso’

Así, la Guardia Civil de Huelva informaba este viernes de que había identificado a una mujer de nacionalidad rumana como la presunta autora de los hechos, aunque ha precisado que los primeros indicios de la investigación apuntan a que más que la sustracción de los menores, el objetivo de los presuntos autores fuera una maniobra de distracción para sustraer a las víctimas algún objeto de valor. En este sentido, la identificada posee múltiples antecedentes por delitos de hurto utilizando el método del ‘abrazo cariñoso’.

El modus operandi consiste en que el autor se acerca a la víctima para pedirle algún tipo de información como por ejemplo la ubicación del centro de salud o alguna dirección; una vez conseguido el acercamiento, el autor en modo de agradecimiento, comienza a abrazar a la víctima, logrando sustraerle objetos de valor como colgantes y anillos que porta el perjudicado sin que éste sea consciente de lo ocurrido.

De momento, el dispositivo continúa abierto, a la espera de la localización de esta mujer, así como del resto de personas vinculadas con los hechos.

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *