ATENCIÓN: Acaban de captar un objeto alienígena de otra galaxia cruzando velozmente el Sol

Ha entrado en nuestro Sistema Solar a 25,5 millones de kilómetros por segundo.

Al Sistema Solar ha entrado “nuestro primer visitante alienígena”, declaró esta semana el astrónomo Alan Fitzsimmons, de la Queen’s University Belfast.

No es verde ni tiene antenas. Se trata de lo que podría ser el primer cometa interestelar. La primera roca especial de otra galaxia que ha cruzado nuestro trozo de Universo. De confirmarse su origen, el misterioso objeto que se estima que tiene 400 metros de diámetro, se convertiría en el primer caso claro de un errante entre estrellas.

Cuenta el estudio publicado en Minor Planet Center, de Harvard, que los astrónomos detectaron un objeto que se movía a una rapidez inusual y no se comportaba como las rocas del Sistema Solar. Iba a 25,5 kilómetros por segundo y pasó por dentro de la órbita de Mercurio para luego viajar por debajo del Sol. Su distancia más próxima se produjo el pasado 9 de septiembre cuando estuvo a unos 37 millones de kilómetros de nuestra estrella. El equipo de observadores no podía ocultar su excitación.

 

“Durante mucho tiempo se ha teorizado sobre si esos objetos existen, asteroides o cometas que se mueven entre las estrellas y, ocasionalmente, pasan por nuestro sistema solar, pero esta es la primera vez que se detecta eso. Hasta ahora, todo indica que es probable que sea un objeto interestelar, pero con más información se podrá confirmar”, escribe Paul Chodas, del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en un comunicado.

No representa ninguna amenaza. Se cree que A/2017 U1, como se ha llamado al objeto, va camino a la constelación Pegasus y luego abandonará nuestro pedazo de cielo. Vino para irse. Descubierto con el telescopio Pan-STARRS 1 (Hawai), se sigue su trayectoria y se intenta recopilar información acerca de su composición química.

Aunque se parece mucho a los cuerpos que alberga el cinturón de Kuiper, un disco que nos rodea más allá de la órbita de Neptuno, creen que puedo salir de otro lugar. Al igual que la nube de Oort, una región alejada que contiene cuerpos helados, arroja objetos, piensan que perturbaciones en sistemas solares podría hacer lo mismo: lanzar material fruto de las interacciones de planetas. Otra posibilidad es que durante el proceso de formación de un sistema planetario, esta roca saliera disparada.

No se sabe ni de dónde viene ni a donde irá, pero si se confirma su carné de foraneo sería un particular extraterrestre que nos visitó.

Fuente: https://www.playground.video

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *