ALERTA: El veneno que deteriora los huesos es uno de los más bebidos a nivel mundial

Que la Coca-Cola no es buena es algo de lo que todos estamos al tanto. Sin embargo, ¿Te has parado alguna vez a pensar en los daños que ocasiona realmente a nuestro organismo? El doctor West Conner, autor del famoso libro “The Renegade Pharmacist”, ha llevado a cabo una sinopsis sobre los efectos de este refresco en su propio blog de medicina, la cual ha dejado ver unos resultados escalofriantes…

El estudio realizado por el Doctor Conner se centra en los efectos que genera el hecho de ingerir esta bebida en nuestro cuerpo al cabo de tan solo una hora.

Durante los primeros 10 minutos:

Aproximadamente unas 10 cucharadas de azúcar son lo que estas introduciendo cada vez que tomas una Coca-Cola. Esta cifra supone el 100% del consumo diario encomendado de azúcares. Esta exagerada cantidad de azúcar podría hacerte vomitar al instante, sin embargo el ácido fosfórico cubre por completo el gusto.

Pasados 20 minutos:

Tu nivel de azúcar en sangre se eleva mucho, comenzando a liberar de manera inmediata diferentes niveles de insulina. Tu hígado empieza a funcionar de forma acelerada y convierte los azúcares en grasas.

Pasados 40 minutos:

El cuerpo ha absorbido toda la cafeína de la bebida. Las pupilas comienzan a dilatarse, la presión sanguínea aumenta y como respuesta, tu hígado comienza a enviar mayores niveles de azúcar a tu transporte sanguíneo. Los diferentes receptores de adenosina de tu cerebro se encuentran ahora encadenados, lo que provoca que ya no sientas cansancio.

A los 50 minutos:

Tu cuerpo comienza a expulsar grandes cantidades de dopamina, lo que logra estimular el área del cerebro encargada de regular el placer. Para que te hagas una idea de que es esto, la heroína funciona de la misma forma.

A los 60 minutos:

El ácido fosfórico termina por acoplarse al magnesio, el zinc y el calcio en el tracto distal y apresura tu metabolismo. Esto, incluso se ve fortalecido por la alta dosis edulcorantes artificiales y azúcares, que exigen la expulsión del calcio a través de la misma orina.

Pasada la primera hora:

A continuación, tu cuerpo va a querer desechar todo el magnesio, zinc y calcio que eran necesarios para tus huesos, asimismo del sodio, agua y electrolitos. En el momento en que, finalmente, la euforia se acaba, llega el momento de la hipoglucemia, la cual es conocida por provocar agotamiento e irritabilidad.

A esta altura ya te has deshecho de toda la cuantía de agua que contiene el refresco gaseoso. Las posibilidades de que sufras diabetes y que debas empezar a utilizar una bomba de insulina durante toda tu vida se verán realmente aumentadas.

Un gran número de personas todavía no tiene ni idea de las horribles consecuencias que puede generar en su cuerpo el simple hecho de tomar refresco de cola. Por esta y más razones es siempre muy importante que esta averiguación llegue a tantas personas como sea posible, así que asume tu compromiso y compártela con todos tus amigos y familiares.

Fuente: www.medicinaentuhogar.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *