20 hombres se unen para pedir una prueba de paternidad al butanero del pueblo

En la localidad albaceteña de Tobarra saltaba la noticia en la mañana de ayer cuando 20 vecinos del pueblo unían fuerzas y convocaban a los medios de comunicación locales en una rueda de prensa.

Las pruebas de parentesco biológico son análisis científicos que se realizan en un laboratorio de genética forense con el propósito de determinar si entre las personas analizadas existe, o puede descartarse, una relación biológica entre ellas. Es decir, tratan de probar si esas personas analizadas comparten o no ascendientes comunes.

El motivo de esta convocatoria era para anunciar que iban a intentar conseguir en grupo lo que ellos a nivel individual no habían sido capaces de llevar a cabo. Y es que al parecer, tienen sospechas y algunas pruebas bastante fiables que les hacen pensar que Agustín Polín, empleado de “Gas Nature” y repartidor de butano en los domicilios del pueblo, piensan que puede ser el padre de sus hijos.

Tomás Rodríguez, portavoz del grupo de hombres indignados, comentaba en rueda de prensa que de entrada es sospechoso el increíble parecido de todos sus hijos y anunciaba que habían puesto un espía al repartidor y aportaba a la prensa numerosas fotografías de Agustín subiendo a casa de algunas vecinas cargando una botella de butano llena y bajando una media hora más tarde despeinado y con la misma botella precintada del domicilio. Esperan que yendo todos a una se le apriete a Agustín como él se “apretó” a sus mujeres y consigan así demostrar que como piensan, es el padre de sus hijos.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=XLQ3m9IFy3k
http://bilbainadasnews.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.